UN CONCIERTO PARA NÓMADAS EN ROMA

 En Proyectos
… O LOS LUGARES NO TIENEN MEMORIA

Tengo un amigo de cuando viví en Nueva York. Un gran amigo. De esos a los que una llama cuando está asustada antes de un estreno porque no vas a llegar. De los que te ofrecen su casa, su té, su pan cuando tú no lo tienes. De esos con los que te emborrachas y te organizan fiestas sorpresa por tu cumpleaños y descubres garitos.  Tengo la suerte de tener un amigo de esos. Y ese amigo es compositor. Él no se lo acababa de creer hasta que fue a Roma con una beca de la Real Academia de España, pero es compositor, un gran compositor. Él pensaba que era contrabajista (ese contrabajo que nos hacía en Nueva  York buscar  bares donde guardarlo, que me ha llevado a tantos conciertos de jazz y de flamenco).  Y ha creado un extraordinario concierto. Un concerto per nomadi.

 Javier Moreno, que es mi amigo, me llamó a Madrid: tengo siete músicos Fantastique, me dijo,  (hacía tanto tiempo que no era fantástica), vibráfono, guitarra, chelo, violín, saxo, batería y contrabajo, tengo un Tempietto del siglo XV, el Tempietto di Bramante (ese con el que empieza la película italiana, La Gran Belleza) y a dos tías que son la ostia haciendo video mapping (Laia Cabrera e Isabelle Duverger, nuevas santas de mi devoción) y la poesía de Isabel Cadenas, que ya sabes cómo escribe Isabel (amiga de dinner, de la planta octava de NYU, amiga epistolar en la distancia).

Imagen del espectáculo "Aire" en RomaJavi quería hablar del Aire que hay en su vida, de cómo es vivir pegado a una maleta, de las cicatrices de ser nómada. Quería llevarnos a Dowtown, a Buenos Aires, al Madrid en el que creció. E Isabel estaba ya harta de maletas. Ella quería hablar del amor. ¿Por qué las relacione no pueden ser como los viajes, Lucita? ¿ qué hagas una maleta y te vayas, así sin más?

Y para que se entendieran los dos y el público entendiera tantas cosas juntas, fui yo a Roma.

Ensayábamos al anochecer como en Almagro. Después de cenar llegaba la mejor parte: descalzarte, tener ese tempietto intocable solo para nosotras, ensayar lejos del mundo, no entre reuniones y contabilidades como en Madrid. Simplemente ensayar.

Aire, se estrenó el sábado 28 de junio y es un espectáculo mágico, un concierto delicioso, un viaje para tumbarte y pasear por con tus amantes pasados y tus calles favoritas sin pudor. Es mentira, dice Isabel en un momento, los lugares no tienen memoria.

Fui a Roma en calidad de asesora de escena para Aire. Un concerto per nomadi.

Pero en realidad fui a Roma a ayudar a mi amigo.

Y porque quien es nómada, no puede dejar de serlo.

Entradas recientes
Escríbenos

Y te responderemos lo antes posible!!

Empiece a escribir y pulse Enter para buscar

Flying fish: Conectando Memorias